Trabajo infantil un dolor y con alto riesgo

 

Las normas prohíben el trabajo infantil; sin embargo, menores abundan en las principales avenidas de la metrópoli bajo condiciones de peligro y riesgo

 

En la  urbe cruceña, específicamente en sus avenidas abundan niños realizando alguna actividad para proveer dinero a sus familias. Este cuadro es parte de nuestra realidad, donde es latente el peligro que enfrentan los menores en las calles.

En el campo jurídico, la Ley General del Trabajo prohíbe el trabajo para menores de 14 a 18 años. Esta ley les permite que puedan trabajar con ciertas condiciones, como por ejemplo: con el permiso de sus padres, que tenga una remuneración no menor al salario mínimo nacional y un trabajo de 8 horas.

 En Bolivia se registran 848. 000 niñas y niños de entre 5 y 14 años que trabajan bajo condiciones de riesgo, según la encuesta de 2008 de INE.  Los niños trabajan en actividades peligrosas y riesgosas.

Es una ley con un vacío que se refleja en las calles, por ello la normativa califica como ilegal el trabajo de menores. Sin embargo, cada vez son más los niños sumergidos en la pobreza que salen a las vías centrales de la metrópoli a realizar actividades y buscar un sustento económico, según estudios apoyados por la Unicef en Bolivia.

Un artículo de Unicef aporta cifras sobre las peores formas de trabajo en Bolivia.

- Minería

Según los inquietantes datos del artículo, los niños y adolescentes constituyen casi la mitad (46%) de la población de los centros mineros, y de las 38.600 personas que se dedican a la actividad minera, 3.800 son niños y adolescentes (10% del total de personas ocupadas en esta área).

Los menores de 12 años trabajan por especie, es decir, a cambio de una porción de carga o de residuos del mineral, mientras que los adolescentes pueden llegar a cobrar Bs 200 al mes. En estos casos, su trabajo representa el 14% del ingreso total del hogar.

- Zafra de la caña de azúcar

Todos los años entre los meses de mayo y noviembre, unas 35.500 personas trabajan en las regiones cañeras para cubrir la zafra. En Santa Cruz, aproximadamente 7.000 niños y adolescentes trabajan en esta actividad. De esta cifra, un 22% tiene entre 9 y 13 años.

- Zafra de castaña

Hasta el 2007, en la zafra trabajaban alrededor de 2.600 niños y niñas, y un poco más de 2.000 adolescentes.

En el procesamiento participan poco menos de 450 niños y niñas, y casi 1.400 adolescentes. En la época de colecta, que va de diciembre a marzo, trabajan diariamente de las 7 de la mañana y las 5 de la tarde y permanecen en la zafra 67 días en promedio.

En el ciclo productivo del proceso que va de abril a noviembre, 2 de cada 3 niños y adolescentes trabajan generalmente durante 5 días a la semana, entre las 2 y las 7 de la mañana, antes de ir a la escuela.

Fotografía agencia EFE

 

 

Categoria: 

Trabajos destacados en Bolivia

SYMETRICA
Santa Cruz
BELLSTAR SRL
Santa Cruz
BELLSTAR SRL
Santa Cruz
IMPORTADORA DE ARTÍCULOS PARA EL HOGAR
Santa Cruz